Archivo de la categoría: Dpto. Filosofía

Cuento Filosófico – Chaimae Zahri

EL GATO AZUL QUE OFRECE EL CARAMELO DE MENTA 

keep-calm-i-m-muslim-not-a-terrorist

“Siempre que viajo, llevo una cajita de caramelos de menta porque después de unas horas de viaje, cualquiera está dispuesto a aceptar el caramelo de la musulmana del avión. Ni aunque hubiera gatos azules en el avión, yo sigo siendo el gato azul que ofrece el caramelo en el avión. Y cuando un gato azul te ofrece un caramelo, soy consciente de que no es fácil de aceptar. Entonces cuando el curioso se acerca valientemente y me pregunta mi nombre trato de hacer que valga la pena la pregunta. Me llamo Chaimae. La mayoría de los días soy estudiante de bachillerato. Mi nombre es amante de la lectura y de los viajes. Mi nombre es musulmana, marroquí, española. Mi nombre es sonrisa y mentalidad abierta. Pero en la televisión, mi nombre es terrorista, oprimida y sumisa ; en las noticias es ISIS, yihadista, sospechoso o radical. ¿Pero cómo puede saber mi nombre real sin preguntar? En el mundo de los medios de comunicación y de la información errónea descontrolada resulta difícil la deconstrucción de las historias que oímos. A veces, en lugar de separarlas y aislarlas, tendemos a generalizarlas. Hasta que llega a tal punto que todas las que llevan hiyab necesitan ser liberadas, o todos los que tengan la piel blanca son racistas, o todos los negros son agresivos o cualquiera con barba es capaz de poner una bomba y si el asesino es de tez blanca es un enfermo mental. Y llegamos al punto en el que sentimos que no necesitamos preguntar el nombre a las personas porque ya se los hemos dado nosotros. Debido a la televisión, se está produciendo un cambio de nombres monumental. Los países deportan refugiados. Pero en la televisión estos refugiados son denominados inmigrantes. Seamos realistas, es más razonable deportar inmigrantes que personas que se encuentran fuera del país de donde son originarios, o bien donde residen habitualmente, debido a un temor fundamentado de persecución, que es la definición de un refugiado. Y se les atribuye la elección en lugar de las circunstancias y los beneficios económicos en lugar de la desesperación. Esto ocurre cuando incluimos unos y excluimos otros erróneamente y enjaulamos a miles de personas bajo un letrero que dice: «peligro». También hemos cambiado otros nombres como cuando decimos alienígenas en vez de inmigrante, o gente pobre perezosa en lugar de desigualdad en la distribución de la riqueza o cuando decimos bomba en vez de reloj. Lo más curioso es que la primera historia que cuentan es la que se queda grabada, aunque no sea cierta. Esto ocurre muy a menudo en la televisión. Por eso debemos ser críticos y no creernos todo lo que vemos en la televisión. Antes de hablar sobre algo debemos informarnos bien y evitar ser tan crédulos y fáciles de manipular. Vivimos en una sociedad que no pregunta al otro su nombre. La gente que quiere saber, me preguntará mi nombre .¿Por qué? Porque somos nosotros quienes hacemos nuestras propias declaraciones, no el presentador de los informativos de Telecinco ni el megáfono. Porque nadie puede hablar en nombre de miles en un solo respiro. Porque si me preguntas mi nombre te llevaré de Ávila a Málaga, De Avignon a Rabat. Porque te voy a enseñar mi estantería con mi colección de más de 40 libros y hasta la cafetería por la que paso todas las mañanas para ir al instituto. Pero tenemos que ser valientes y preguntar el nombre. Para que esto ocurra se necesitan dos: el gato azul que ofrece el caramelo de menta y el que lo acepta”.

CHAIMAE ZAHRI HAIDAR, 1º BACHILLERATO B

¿Qué nos hace humanos?

IES Alonso M

El profesor Luciano Espinosa (Facultad de Filosofía. USAL) impartió el pasado viernes 13 de enero una conferencia titulada “¿Qué nos hace humanos?”, destinada a nuestros alumnos de filosofía de 1º y 2º de bachillerato.

El ponente comenzó su intervención subrayando que la especie humana proviene de una historia evolutiva muy compleja y, en buena medida, azarosa, de manera que “podríamos perfectamente no existir”. Y conviene recordarlo para no caer en la soberbia que nos hace destruir la biosfera o quitarle importancia al cambio climático. En segundo lugar, apuntó que lo más distintivo del ser humano es su capacidad simbólica, cuyo soporte es el lenguaje, es decir, “la atribución de sentido y significado a cuanto nos rodea, una especie de realidad paralela o virtual que nos sirve para tratar con el mundo”. Por otro lado, no hay que olvidar que “biología y cultura se dan la mano y se retroalimentan a lo largo del tiempo”, de modo que hay elementos permanentes y otros variables que permiten expresar nuestra humanidad (y eso incluye de modo preferente la duda, la incertidumbre, la curiosidad, el deseo y la contradicción). Cada persona, destacó el conferenciante, “tiene que construir su identidad permanentemente y en diálogo con el mundo, tiene que «realizarse», es decir, hacerse más real, dotarse de contenidos mediante el aprendizaje y las elecciones vitales que efectúa”. Y eso mismo es la «libertad», algo que requiere atención y esfuerzo, “algo que hay que ganarse”. Además, “únicamente en sociedad, mediante el intercambio de todo tipo con los demás podemos sentirnos humanos”, compartiendo finalmente eso que se ha llamado el «bien común», pero no por obligación impuesta, sino porque es del máximo interés para todos y cada uno de nosotros.

Por último, el profesor Espinosa terminó su intervención defendiendo el valor de lo «inútil», de lo que no ofrece beneficios económicos a corto plazo, como la filosofía, la historia, el arte o la literatura, pero que no por ello deja de ser fundamental para ser y entender lo que somos.

«Pienso, luego estorbo» (Filosofía)

cartel

«Pienso, luego estorbo» es una actividad organizada por el departamento de filosofía, destinada a nuestros alumnos de 1º y 2º de bachillerato, que consiste en un encuentro con autores. El programa es el que sigue:

Luciano Espinosa (USAL): «¿Qué nos hace humanos?»

Viernes 13 de enero de 2017 a las 13:00. Aula Z15.

David Jiménez (USAL): «El sentido de la existencia humana a través del cine y la televisión».

Jueves 9 de marzo de 2017 a las 12:05. Aula Z15. 

Se trata de que nuestros alumnos se aproximen a la filosofía desde un punto de vista más actual y de que puedan dialogar después con los ponentes. Por otro lado, se trata de reivindicar el valor de la propia filosofía. Pensar es no asentarse en la comodidad de lo ya sabido, romper la rutina mental que nos anestesia con su conformismo y, en fin, despertar y resistir en estos tiempos aciagos para las humanidades.


>De visita a Salamanca

>Excursion Salamanca

El día 14 de abril, los alumnos de Segundo de Bachillerato hicimos una salida a Salamanca para visitar la que, sin duda, es la ciudad universitaria por antonomasia de Castilla y León  y en la que muchos estudiaremos el próximo curso. Al llegar, por la mañana, lo primero que hicimos fue visitar el precioso parque de Calisto y Melibea desde donde pudimos disfrutar de unas geniales vistas de parte de la ciudad. Después y tras pasar por algunos de los lugares de obligada visita en Salamanca (la plaza mayor, la casa de las conchas…) nos reunimos frente a la fachada de la Universidad con Pablo García Domingez, catedrático de filosofía en la USAL, que nos guió en una interesante visita a esta histórica universidad hablandonos sobre algunos de los personajes mas importantes que pasaron por esta institución (desde Fray Luís de León y sus problemas con la Inquisición a Unamuno con su discurso en el paraninfo).

Una vez terminada la visita, nos despedimos de Pablo y aprovechamos el tiempo que teníamos hasta la hora de volver a casa para visitar algunas de las facultades a las que, con suerte, el año que viene acudiremos cada mañana, o simplemente para comer y disfrutar del ambiente que ofrece esta ciudad a los estudiantes, en definitiva, un punto y final excelente a una salida de las más completas que hemos tenido.
Daniel López Sánchez (2ºA)