¿Tienes «repes»?

Quizá sea esta una de las preguntas más repetidas entre los coleccionistas de cromos. Un apasionante mundo en el que el profesor del Instituto Luis Miguel Gómez Garrido, de Lengua, es un verdadero especialista. Y hace unos días expuso su colección en Morille (Salmanca) según la noticia aparecida en el Norte de Castilla y de la que aquí reproducimos un breve extracto.

COLECCIÓN DE ÁLBUMES DE CROMOS: DESDE LOS AÑOS CINCUENTA HASTA LA ACTUALIDAD

 Así reza el título de la colección que expuso Luis Miguel Gómez Garrido en el CEVMO de Morille (Salamanca), durante los días 9 y 10 de diciembre, con motivo de la VII Feria de los Dulces de las Monjas que se celebró en dicha localidad salmantina. Esta colección, propiedad de Luis Miguel Gómez Garrido y de sus primos Salvador y Óscar Gómez Gago, se circunscribe a un periodo cronológico concreto (1959-1990); y en ella predominan los álbumes de cromos infantiles, y los dedicados a la divulgación de las Ciencias Naturales.

DSCN1565

 

¿De dónde viene el agua que bebes en casa?

Alumnos y profesores en la EDAR

El pasado jueves 23 de noviembre de 2017, los grupos de 1º A, 1º B y 2º A de Bachillerato fuimos a la estación de tratamiento de aguas potables (potabilizadora- ETAP) y a la estación depuradora de aguas residuaels (EDAR), con los profesores de Biologia y Geología y Juan Carlos, el profesor de Tecnología.

            Fue una visita muy interesante y útil para todos nosotros: aprendimos de dónde viene el agua que consumimos en casa y dónde va a parar el agua residual de cada uno de los hogares e industrias de Ávila.

            En la ETAP, la técnico nos estuvo explicando cómo se hace el proceso de potabilización del agua de consumo, mediante un panel de  desde el cual se controla todo el proceso. Acto seguido fuimos a ver, in situ, cada uno de los pasos de los que consta esta operación.  Y terminamos esta visita visitando el laboratorio donde se hacen todos los análisis para controlar que todos los parámetros y variables que deben cumplir la normativa correspondiente, la cumplan y el agua ofrecida sea la de mejor calidad posible.

 

            Después nos dirigimos en el autobús a la EDAR, donde nada más bajar, percibimos que el ambiente era ligeramente distinto: nos dio un ligero tufillo desagradable. Claro¡¡. Aquí estábamos rodeados de aguas sucias, fecales y procedentes de industrias variadas. 

            Lo primero que hicimos fue recibir una charla introductoria de cómo se trabaja en una EDAR, y concretamente en ésta de Ávila. Fue muy interesante, la verdad. Después fuimos al laboratorio donde se analiza el agua que va a ser vertido al río, y donde se comprueba que la calidad sea óptima, para no alterar el equilibrio del ecosistema fluvial. Pudimos ver algún microorganismo al microscopio y todos los aparatos utilizados para estos análisis.

Después de esto ya bajamos a la zona de los distintos tanques de almacenamiento y limpieza de las aguas que llegan aquí. Nos llamó la atención la suciedad que generamos en casa y los restos no biodegradables que acaban llegando aquí. Creo que esto nos concienció un poco acerca de nuestra propia actuación doméstica: Tenemos que revisar un poco nuestros hábitos.

 

            Todas las personas, técnicos y trabajadores, fueron muy amables con nosotros y nos resolvieron cuantas dudas nos fueron surgiendo durante la visita.